Buscar

MitaSam

Mea Culpa


Yo tengo la culpa, lo confieso, por ser bruja,
por comerme la manzana,
por ser cenicienta en espera permanente
por ser hormiga haciendo el pan todo el día,
por ser útero abierto sin deseos ni testigos,
por ser comadre con vecinas que lamentan,
por llorar sin razones objetivas,
por cuidar el parto, el fruto y la cosecha
por los chismes, la mentira, la lengua viperina,
los trapos, las cremas, las medidas perfectas
los amores eternos o los fugaces de un día.

 
Mea culpa Dios esta epopeya de siglos
entre la placenta y la hoguera sembramos todo el trigo
tengo la culpa antes por callarme hoy por hablar,
antes por estar sola hoy porque me rejunto
antes por no salir de casa, hoy porque me fui más allá,
antes por sólo ser madre, hoy por leer y pensar
antes porque no opinaba, hoy por decir libertad.

Dolores Padilla

Anuncios

Transeúnte


Despedida
padre, madre… hermanas,
adiós amigo, amor… amante.

Abducido en aeropuertos y terminales
repartido entre lugares
donde hubo sonrisas y lagrimas.

No digo adiós
pero lo hago.
Cuantos lamentos,
reproches y silencios.

Cargo este vacío
que no es soledad.

En tus labios hay consuelo
pero son morfina para mis sentimientos.

Lo que extrañaré después
será la complicidad,
el susurro de tu mirada al pasar
la caricia de mañana
—que no llegará—
de tus ojos sonriendo(me).

Una desintoxicación con nostalgia,
cuando mi vicio son tus manos
(de muchas las tuyas).

Viene de nuevo el terminal
el aeropuerto,
otra comida rápida de espera
trilladas angustias soberanas
en la común tristeza una costumbre.

Conócete a ti mismo-Schopenhauer


schope

“La parte de mi que queda mas próxima de las cosas exteriores, como una camisa queda del cuerpo, es mi independencia, que no admite que yo sea obligado a olvidar quien yo soy y, así, a desempeñar el papel de un otro: por ejemplo, el de un escritor cuya producción es su sustento; o el de un profesor para quien su saber y pensamiento son como las mercancías que un comerciante coloca en exposición; o el de un consejero exponiendo sus ideas; o, aún, el de un preceptor”

Del amor imprevisto-Federico García Lorca


Gnóthi Seautón (conócete a ti mismo)


“¡Conócete a ti mismo! — ¿Qué quiere decir eso?
Significa ¡sé tú mismo!,
y al mismo tiempo
¡no lo seas!
No es más que un lema de los buenos sabios,
contradictorio en su brevedad.
¡Conócete a ti mismo! ¿Qué gano con eso?
Si logro conocerme, debo desaparecer en seguida.
Es como si viniera a un baile de disfraces,
para quitarme en seguida el antifaz”

Goethe, Sprüch 

Demian


“Nada le es más desagradable a un hombre que tomar el camino que conduce a sí mismo.”

“Quería tan sólo intentar vivir lo que tendía  a brotar espontáneamente de mí. ¿Por qué había de serme tan difícil? ”

“El pájaro rompe el cascarón. El cascarón es el mundo. Quien quiera nacer, tiene que destruir un mundo. El pájaro vuela hacia Dios. El dios se llama Abraxas.”

Demian. Herman Hesse

Elogio al irracionalismo


“¿Me contradigo acaso?
Muy bien, me contradigo.
(Soy inmenso, contengo multitudes).”

Walt Whitman (Canto de mi mismo)

“…Y no cabe duda: las almas de los que no se contradicen deben de andar muy cerca de ser simples con la simplicidad de los elementos químicos, o, a lo sumo, no más complejas que un compuesto orgánico. Cuanto más simple un cuerpo, más inalterable es.”

Miguel de Unamuno (Ensayos)

Cenizas


fenix1

  • Anónimo

Del ígneo hielo

nace el fénix,

de las cenizas,

del olvido,

de tu cuerpo,

del día en que me tocaste.

Canto de mí mismo


walt-whitman

  • Walt Whitman

1

Me celebro a mi mismo y a mi mismo me canto,
y cuanto yo asumo también lo asumirás
porque cada átomo que me pertenece también te pertenece.

Vagabundeo ocioso e invito a mi alma,
me recuesto y vago a mis anchas observando una brizna de hierba del estío.

Mi lengua, cada átomo de mi sangre, hechos de este suelo y este aire,
nacido aquí, de padres nacidos aquí lo mismo que los padres de sus padres,
yo, a los treinta y siete años de mi edad, en perfecta salud, comienzo,
esperando no cesar hasta la muerte.

Escuelas y credos en suspenso,
retirándome un momento satisfecho de lo que son, pero sin olvidarlos nunca,
asilo soy para el bien o el mal, permito hablar cualquiera que sea el peligro,
naturaleza sin freno con energía original.

(Fragmento de “Canto de mí mismo” de Editorial Edalf, 2009)

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: